Anuncio

Colapsar
No hay anuncio todavía.

De amor y Cannabis: Reflexiones sobre el consumo, la vida familiar y conyugal

Colapsar
X
  • Filtrar
  • Tiempo
  • Mostrar
Limpiar Todo
nuevos mensajes


  • #1

    De amor y Cannabis: Reflexiones sobre el consumo, la vida familiar y conyugal

    Hola, qué tal camaradas fumetas, soy Farabeuf y fumo Cannabis.
    Abro este post para hablar sobre lo que hay detrás del consumo, experiencias personales, reflexiones, etc. No pretende ser algo en particular, es un espacio neutral y en la medida de lo posible objetivo con respecto a estos temas. Algo así como el AA pero de pachecos (Marihuanos Anónimos), un espacio en dónde se puedan comentar todos esos temas de carácter social y psicológico en torno a la mota y su consumo y/o cultivo.

    Para darme a entender mejor dejaré de hablar y les contaré mi experiencia personal inaugurando así la primera sesión de Marihuanos Anónimos.

    Mi consumo comenzó hace ya varios años, cuando tenía unos quince o diez y seis años más o menos, al principio fue esporádico, casi nulo… después de unos años le fui agarrando el sabor y fue cada vez más frecuente hasta hacerlo habitual. Una costumbre más que entraba y se había acomodado dentro de la rutina diaria.

    Así comenzó la costumbre, el hábito. A veces es más otros días menos o nada, depende de la ocasión, pero casi siempre hay. Es raro, pero casi nunca me he quedado sin nada que fumar y cuando eso ha pasado tampoco pasa nada, uno deja de fumar y ya. Si bien es cierto que le queda a uno el “gusanito” de darse un toque por ahí de rápido y luego seguir con tus actividades cotidianas. Y así lo he hecho durante mucho tiempo. Fumando cuando quiero y cuando puedo y cuanto puedo. No hablo de estar pacheco todo el día, eso nomás en vacaciones o ciertos días cuando sabes que no hay nada pendiente o estas con los amigos platicando y cuando vas a eso nada más; a convivir. Entonces si, hasta se saca la artilleria pesada, bongs, pipas, hitters, etc… pero hablando del consumo diario, cómo afecta este la vida diaria y el desempeño laboral?

    La verdad no sé, el principal problema que he tenido por mi consumo es:
    1.- La satanización e intolerancia.
    Como todo el mundo sabe el consumo de Cannabis está y seguirá estando prohibido en mi país y en muchos países por miles de razones, motivos políticos, económicos, gubernamentales globales de poder y demás mierdas. Por lo que su legalización aún está lejos…. Mucho muy lejos. Y ya legalizada seguramente algún monstruo corporativo se apoderaría de la cannabis y tendría el mismo destino que el tabaco. Así que igual tendríamos que seguir cultivando en casa para fumar calidad y no basura química. Los consumidores de marihuana enfrentan diversos estigmas sociales que son impuestos de manera general y totalmente arbitraria. Considerando al “Marihuano” como un individuo impredecible, peligroso, incoherente, lento, estúpido y gracioso. A los ojos del Heroico cuerpo de policia son vistos como payasos drogados de ojos rojos. Completamente inofensivos. Claro esto en proporción y tampoco estoy generalizando, hay gente violenta, tonta, loca, chistosa, amistosa, platicadora, pero todos esos atributos son características únicas y personales de cada individuo, que tienen que ver con muchos otros factores, independientemente de sus hábitos y costumbres.

    2.- Ignorancia y confusión.
    La gente no sabe y muchos no quieren saber más, porque no les interesa, porque saben que saber de eso no está de moda y quien hable de ello es porque seguro consume y nadie quiere ser tachado por la sociedad. La cosa es así, se trata de mentir y de ser hipócrita en una sociedad hipócrita que nos enseña a ser más hipócritas. Uno puede serlo con el resto del mundo, en el trabajo, en la escuela, en la calle, en el bus. Pero qué pasa al interior de la familia cómo se procesa y llega la información. Por ser un tema “tabú” es ya difícil tocarlo y desarrollarlo sin temor a represalias. La mala información es la que manda y desmentir todo eso es tarea de uno. Pero cómo? La respuesta es simple, hablando. Pero no es fácil acercarte a tus padres y decirles que fumas mota y que te gusta hacerlo porque no sólo es malo que fumes, también que te guste. Eso es lo malo a los ojos de la sociedad y de los padres.

    Todo se resume a: Mi hijo es un marihuano y no sé qué hacer….
    Cómo si se tuviera la peste o algo así, se comienzan a ejercer juicios que rayan en lo absurdo.
    Mi Jefa ya sabe que fumo, pero no lo acepta y tampoco le gusta. A mi mujer tampoco le gusta que fume y me siento atrapado. He tomado el baño como un refugio, un santuario aislado del mundo y de los juicios de valor que te da la sociedad capitalista-consumista en la que vivimos. Así que ahí tengo que hacerlo… pero ya no lo disfruto… me siento como un delincuente, como si estuviera haciendo algo malo, como si me estuviera inyectando heroína y cada vez descendiera más y más hacía un abismo del que no hay retorno.

    Pero hey! Sólo estoy fumando mota, es natural y si, es una droga también como muchas otras y por ser esta una droga su consumo inmoderado es dañino, perjudicial para la salud, por muy bueno que sea, todo en exceso es malo.

    La confusión en torno a cuanto es normal o cuánto está bien visto consumir yo no lo sé. Hasta hace unos días fumaba en la mañana un poco, porque no me van a negar que sabe bien rico darse un toque en la mañana e irse bien marihuano al trabajo. En la tarde pues no hay tiempo y no se disfruta igual porque hay que volver al trabajo y hacer cosas…etc… así que en la noche ya fumaba a discreción después del trabajo. Un churro y ya después para dormir unos tanques con el hitter y hasta mañana. Pero esto puede sonar a mucho y en realidad no lo es o al menos yo no lo veo así, la verdad es que se ve aparatoso. Para unos es todo un ritual fumar marihuana y yo no soy la excepción, tengo mis instrumentos, y obviamente cada vez que voy a fumar saco todo mi instrumental quirúrgico para manufacturar un buen peta o elegir la forma en que he de consumir.

    Pero para todo eso necesitas estar tranquilo, en paz y ya con eso qué más quieres.

    En mi caso creo que me veré obligado a fumar menos o a esconderme más hábilmente pero eso es lo que no me gusta; esconderme.

    En fin ese es mi caso camaradas.
    Saludos a todos y espero respuestas, comentarios, testimonios, otras experiencias, consejos, soluciones, trucos, recetas, todo para darle movimiento a este foro y ayudar a todos los pachecos en desgracia que necesiten un poco de apoyo moral.
    Hasta siempre
    Fumetas del mundo Unios!!!
    Fbf
    420 ok

  • #2
    Re: De amor y Cannabis: Reflexiones sobre el consumo, la vida familiar y conyugal

    Joer farebeuf en varias cosas me siento identificado. Gracias por poner tus experiencias y tus apreciones sobre el tema.
    Por ahora no he cogido el hábito de fumar maria como lo hacia con el hachis (menos mal) sobre todo porque mi tolerancia no es mucha. Suelo hacerlo por las noches o fines de semana donde puedo dar rienda suelta a sus efectos.

    Comentario


    • #3
      Re: De amor y Cannabis: Reflexiones sobre el consumo, la vida familiar y conyugal

      ami me encanta la yerba soy consumidor habitual pero me gusta controlar mucho lo que fumo me suelo fumar 2 petas al dia generalmente x la noche tengo mis principios a la hora de fumar y no me gusta ir fumado al trabajo los dias que descanso suelo fumar mas 4 o 5 petas estoy casado tengo 2 niñas de 1 y 3 años mi mujer tambien fuma y procuramos hacerlo cuando se duermen o estan con los abuelos se que es algo hipocrita lo reconozco pero poniendome en el papel de padre no me gustaria que mis hijas el dia de mañana fumasen aunque si lo hhacen tengo clarisimo que respetaria su decision y les intentaria esplicar los pros y los contras de la marihuanasoy cultibador nunca compro y cuando no tengo siempre tiene algun coleguilla que te pasa un chivatillo que luego se lo recompensas con tu cosecha es lo bonito y asi fumas de varias bariedades y siempre tienes algo en definitiba yo la marihuana la utilizo de forma ludica como el que disfruta de un buen vino sin que en ningun momento influya ni en mis relaciones laborales ni mis obligaciones familiares solo fumo yerba el hachis no me gusta ademas de que todo el comercial es mierda q da dolor de cabeza dwe los cortes que meten

      Comentario

      Trabajando...
      X