Anuncio

Colapsar
No hay anuncio todavía.

Hongos - Responsables y Estrategias de Prevención -

Colapsar
X
  • Filtrar
  • Tiempo
  • Mostrar
Limpiar Todo
nuevos mensajes


  • #1

    Hongos - Responsables y Estrategias de Prevención -

    Hongos - Responsables y Estrategias de Prevención -

    (Sphaerotheca macularis y Trichothecium Roseum u Oídio rosa, pink Rot o falso oídio)


    Como oídio y mildiu nos referimos a un grupo de hongos fitopatógenos que causan enfermedades en las plantas y cuyos síntomas tienen ciertas similitudes. Al oídio se le conoce también como mildiu polvoriento (powdery mildew) y al mildiu como ?downy mildew? ya que los hongos de este tipo se manifiestan en la parte inferior (envés) de las hojas. Estos hongos se suelen reconocer porque aparecen sobre las hojas unas manchas blanquecinas, grises o con tonos rosados, como si hubiesen espolvoreado ceniza. Al principio parecen sales que han quedado sobre las hojas por evaporación de agua o restos de polvo, lo que hace que pase desapercibido a los ojos del cultivador, pero si avanza la enfermedad, las hojas pueden llegar a cubrirse por completo de esta capa blanca y llegar incluso a colonizar los cogollos con la consiguiente perdida de producción y calidad.

    Aunque aparentemente los síntomas producidos por estos hongos son parecidos, existen diferencias que nos permitirán conocer qué hongo en particular está atacando nuestro cultivo. El mejor tratamiento contra este tipo de hongos es la prevención, ya que una vez se han establecido y desarrollado es muy difícil erradicarlos, incluso en ocasiones hasta con productos químicos. Saber contra qué hongo estamos luchando nos permitirá elegir con seguridad el mejor tratamiento y el de menor efecto residual, así como identificar el mejor momento para aplicarlo. Si queremos prevenir con productos biológicos tenemos que tener en cuenta que tienen un efecto de corta duración con lo que si no elegimos el momento idóneo para aplicarlos puede que lo único que consigamos es perder tiempo y dinero.Además, el mismo producto que es eficaz contra un tipo de oídio puede no serlo contra otro hongo de similar apariencia tipo mildiu, por ejemplo.

    Por lo tanto, para poder llevar a cabo un tratamiento preventivo eficaz es indispensable conocer quécondiciones son las que prefiere el hongo para desarrollarse y qué otros factores, como las condiciones meteorológicas, lo afectan y de qué manera. Es por esto que es tan importante conocer el hongo en particular que está atacando el cultivo, ya que las condiciones óptimas para cada uno son diferentes. Por ejemplo, unos hongos no pueden germinar en las hojas mojadas, sin embargo otros necesitan agua para su establecimiento en la planta.

    Una de las diferencias en los síntomas que nos va a permitir identicar al hongo responsable es el lado de la hoja en la que aparecen las manchas.

    Síntomas en el haz (parte superior) de las hojas.
    Son los casos más comunes aquí en España. Según McPartland et al., en cannabis los hongos responsables son dos el Sphaerotheca macularis y Trichothecium Roseum o Oídio rosa, pink Rot o falso oídio:


    Oidios


    Sphaerotheca macularis.

    Este es un oídio que ataca a un amplio rango de huéspedes, con lo que es muy probable que haya algún reservorio cerca de nuestra plantación. Es un gran problema en fresa y también en plantaciones de lúpulo. Este hongo pasa el invierno en forma de ascas o de micelio sobre otras plantas huésped bien sean cultivadas o silvestres (en parques y jardines, balcones y terrazas, etc.). Los cultivos de interior o de invernadero infectados también son un buen reservorio de la enfermedad. Este micelio refugiado en otras plantas libera conídios (un tipo de espora). Estos conidios son los que transportados mayormente por el viento, acaban en la superficie de las hojas de las plantas de cannabis, donde si las condiciones son las adecuadas germinan y se desarrollan, formando nuevos conidios, volviendo a comenzar el ciclo y haciendo que este hongo se extienda por toda la planta.

    Cuanto más alta es la concentración de conidio en el ambiente, mayor será la probabilidad de sufrir un ataque grave de este hongo, con lo que las medidas preventivas estarán dirigidas a crear condiciones y aplicar tratamientos que dificulten el establecimiento de estos conidios en nuestras plantas. Este hongo se desarrolla superficialmente, por lo que otra pista que nos permitirá identificarlo es que cuando pasamos el dedo por encima de la hoja, la mancha de polvo se va. Aunque esto puede hacer pensar que la erradicación con fungicidas debe ser fácil, la realidad es que si utilizamos productos biológicos de bajo efecto sistémico, las partes a las que no ha llegado el fungicida o no ha penetrado lo suficiente, seguirán conteniendo pequeñas partes del hongo que pueden volver a crecer rápidamente si las condiciones le son propicias. Por eso hay que ser constante con los tratamientos incluso aunque ya no detectemos la presencia de oídio.

    Según los estudios consultados, los factores ambientales involucrados en el establecimiento y desarrollo del hongo en diversos huespedes son:

    ? Temperatura media diaria: Superior a 15ºC favorece el desarrollo del hongo y la dispersión de conidios. En general, la producción de conidios disminuye cuando las temperaturas bajan de 15-20°C y cuando las temperaturas superan los 26°C. Según los estudios realizados con lúpulo, exposiciones de unas dos horas a temperaturas superiores a 32ºC disminuyen la incidencia de la enfermedad.

    ? Humedad relativa: El rango óptimo de germinación de los conidios es entre 75% y 98% de humedad. Ante humedades relativas bajas, el hongo reacciona liberando un mayor número de esporas. Esta dispersión se ve favorecida también por fluctuacionesbruscas de la humedad. Cuanto más baje la humedad ambiental y cuanto más bruscamente lo haga, más cantidad de esporas serán liberadas en el ambiente. Aunque la humedad ambiental sea baja, debido a la transpiración de la planta, la superficie foliar puede llegar a tener una humedad alta, lo que permite la germinación del conidio. Un medidor digital de temperatura y humedad con máximas y mínimas es una herramienta imprescindible en estos casos ya que nos dará una idea precisa de cuándo se dan estos valores de alto riesgo.

    ? Lluvia: La lluvia elimina las esporas que están flotando en el ambiente por lo que la probabilidad de infección en un día de lluvia es bajo. Además una capa de agua sobre las hojas impide la germinación de las esporas, el desarrollo de los conidios y su dispersión. La maduración de los conidios precisa de luz, por lo que la dispersión de las esporas se produce por el día, aproximadamente entre la 13:00 y las 15:00 de la tarde. El momento más crítico del día suele ser entre las 17:00 y las 21:00. Estudios con lúpulo demostraron que las esporas que germinen en estas horas tienen más probabilidad de causar un daño mayor.
    Editado por última vez por Lucaswan; https://www.cannabiscultura.com/foro-marihuana/member/484-lucaswan en 21/07/10, 11:50:25.
    Long Life to Rock&Roll, Yeeeeaaah!
    Try to keep on rolling mother fuckers!!!

    ...probablemente una de las mejores yerbas del mundo...

  • #2
    Respuesta: Hongos - Responsables y Estrategias de Prevención -

    En base a estos datos, una posible estrategia que podemos adoptar es:


    Cultivos de exterior:

    ? Fase de crecimiento:
    Hasta la entrada en floración podemos realizar tratamientos preventivos con azufre, repitiendo el tratamiento cada 20 días o después de una lluvia, ya que ésta elimina el azufre de las hojas. Hay muchas formas de aplicar el azufre. Consulta en tu grow habitual. De todas formas, hay que seguir siempre las indicaciones del fabricante y tener mucho cuidado con plantas pequeñas. El azufre tiene algunos inconvenientes como problemas de toxicidad a altas temperaturas por lo que si no queremos utilizar azufre, deberíamos pulverizar con algún producto biológico de acción fungicida (ver tabla 2) cuando se den dos o más de los siguientes factores:
    • la temperatura media diaria sea superior a 15ºC (excepto si en algún momento del día se han alcanzado temperaturas de 32ºC o superiores).
    • humedad relativa media baja. (aproximadamente inferior al 70%).
    • descenso brusco de la humedad relativa.
    • ausencia prolongada de lluvias.
    Cuantos más de estos factores se den al mismo tiempo, más probabilidad hay de infección.

    Si las condiciones desfavorables se mantienen a lo largo de los días, deberemos repetir el tratamiento cada 2-3 días aproximadamente (o según instrucciones del fabricante). Siempre pulverizaremos las plantas hacia las 21:00. Si hemos realizados los tratamientos adecuados o tenemos la seguridad que nuestra planta está libre de este oídio, podríamos prescindir de pulverizar los días que hayan temperaturas diurnas superiores a 32ºC. ¡Atención!, en plantas que ya tengan o hayan tenido este oídio, y sobre todo en plantas de gran tamaño, la temperatura ambiental puede ser bastante menor en las zonas interiores e inferiores de la planta donde se concentra mucha densidad de hojas, mucha sombra y mala ventilación.

    Es por esto que hay que mantener limpias, podadas y bien ventiladas estas partes de la planta ya que pueden ser un reservorio muy importante de oídio. Este podría ser uno de los posibles motivos por los que las primeras hojas que se ven afectadas son las de zonas densas, sombreadas y poco ventiladas.

    ? En floración:
    No podemos utilizar azufre debido a que permanecen residuos, por lo que deberemos realizar tratamientos con productos biofungicidas tales como, propóleo, enzimas específicas, cola de caballo, etc. (ver tabla 2). El jabón potásico también suele dejar residuos, por lo que no estaría recomendado en floración avanzada. Al igual que antes, pulverizaremos nuestras plantas cuando se den a la vez varios factores ambientales de los anteriormente descritos y que también están reflejados en la tabla 1, repitiendo el tratamiento (frecuencia según el fabricante) si estas condiciones se mantienen, y siempre hacia las 21:00 de la tarde.

    Editado por última vez por Lucaswan; https://www.cannabiscultura.com/foro-marihuana/member/484-lucaswan en 20/07/10, 19:50:55.
    Long Life to Rock&Roll, Yeeeeaaah!
    Try to keep on rolling mother fuckers!!!

    ...probablemente una de las mejores yerbas del mundo...

    Comentario


    • #3
      Respuesta: Hongos - Responsables y Estrategias de Prevención -

      Cultivos de interior:

      La infección en cultivos de interior se produce debido a que los conidios que están flotando en el exterior llegan al cuarto de cultivo, donde germinan y se desarrollan. Partiendo de un cuarto limpio, plantas libres de oídio (los esquejes son portadores silenciosos de oídio) y medio de cultivo nuevo, la estrategia consistirá en impedir que las esporas de exterior lleguen a nuestro cultivo y en el caso de que llegue alguna, hacer que ésta no se establezca.

      Medios físicos para impedir la entrada de esporas en nuestro cuarto. El mayor causante de entrada de hongos al cuarto es el extractor. Pensemos que cuando eliminamos aire de nuestro cultivo, el mismo volumen de aire está entrando del exterior por las rendijas del cuarto y otras aberturas (por ejemplo, por debajo de la puerta o por las aberturas inferiores en el caso de un armario), creándose una corriente de aire que va desde el exterior al interior de nuestro cuarto. El aire que entra por estas rendijas no está filtrado, por lo que si el ambiente está cargado de esporas las estamos introduciendo rápidamente en nuestro cultivo. Por lo tanto, seria una muy buena práctica meter aire en nuestro cultivo en lugar de sacarlo y que este aire entrante esté previamente filtrado con un filtro de carbono o un filtro HEPA, por ejemplo.

      El mismo volumen de aire filtrado que metemos en el cuarto saldrá por las rendijas o aberturas de manera forzada, creando una corriente de aire limpio que va de dentro del cuarto al exterior, lo que dificulta aun más la entrada de cualquier espora (e insecto), la cual tendría que desplazarse contracorriente para entrar en el cuarto. Es el mismo principio que utilizan las cámaras de flujo laminar y otros recintos que precisan de una buena asepsia.

      Evidentemente otra de las vías por las que introducimos las esporas en nuestro cuarto es a través de la ropa, por lo que una buena costumbre seria tener a mano una bata que nos pondríamos antes de entrar al indoor.

      Por si estos métodos físicos no fueran suficientes, sería interesante realizar tratamientos preventivos, sobre todo en las épocas más conflictivas. Recordemosque en crecimiento podemos usar azufre hasta el día antes de pasar a floración. Sin embargo, pasados 15 días después del último tratamiento y de estar floreciendo, la planta empezará a formar nuevas hojas las cuales ya no estarán protegidas por el azufre, por lo que si queremos asegurarnos una buena protección (sobre todo en plantas de larga floración o en épocas de mayor incidencia de oídio) tendremos que utilizar otros productos. Para que la efectividad del tratamiento sea la mayor posible deberemos saber cuándo son los momentos en los que la concentración de esporas en el exterior es máxima. Siguiendo las mismas normas que para los cultivos de exterior, la mayor concentración de esporas se dará en días en los que coincidan varios factores ambientales de riesgo anteriormente descritos (ver tabla 1). Cuando se den estas condiciones en el exterior es preciso realizar un tratamiento preventivo en el indoor. La pulverización la realizaremos siempre unos minutos antes de apagar los focos.

      Además, deberíamos mantener constante y sin fluctuaciones la humedad, siendo la recomendada una humedad baja (inferior a 60%). ¡Atención!, esta humedad es recomendable en los casos en los que no hay presencia del hongo en nuestras plantas y queremos por lo tanto dificultar a las esporas que hay en el exterior y que hayan entrado a nuestro indoor su germinación. Un buen movimiento de las hojas mediante ventiladores dificultará que la espora se deposite sobre la hoja y se establezca.

      Muchos cultivadores cometen el error de bajar drásticamente la humedad al darse cuenta de que sus plantas están infectadas con oídio. Esto provoca una señal que estimula al hongo que está ya en el cultivo a que disperse sus esporas y por lo tanto a que se extienda rápidamente la enfermedad. Si te has encontrado este tipo de oídio en tu plantación y no está muy avanzado, deberás quitar las hojas más infectadas, mantener una humedad constante entre el 70% y tratar tus plantas cada 2-3 días con algún biofungicida (o según indicaciones del fabricante). Del mismo modo, el movimiento de las hojas mediante ventiladores está desaconsejado en el caso en el que ya tengamos este oídio, ya que lo único que estaríamos haciendo es dispersar aun más las esporas. Una vez erradicado, ya puedes bajar la humedad y volver a encender los ventiladores para evitar que vuelva a desarrollarse, pero repitiendo siempre los tratamientos fungicidas cuando se den las condiciones atmosféricas anteriormente descritas.

      Para mantener la humedad relativa constante se puede utilizar un higrostato conectado a un regulador de intensidad (potenciómetros). El sistema lo que hace es conectar a la máxima potencia el extractor (el extractor funciona a la máxima velocidad)cuando la humedad sube de la indicada. Cuando la humedad es la in dicada o más baja, el higrostato conecta el extractor pero a través del regulador, lo que hace que el extractor trabaje a una velocidad más baja, la cual nosotros podemos regular.

      En todos los casos, dejaremos de aplicar los tratamientos preventivos o curativos una semana antes de la cosecha.
      Cuantos más de estos factores se den simultáneamente, mayor riesgo hay de infección.






      * Si se dan temperaturas diurnas superiores a 32ºC el riesgo de infección disminuye.
      Editado por última vez por Lucaswan; https://www.cannabiscultura.com/foro-marihuana/member/484-lucaswan en 21/07/10, 11:33:24.
      Long Life to Rock&Roll, Yeeeeaaah!
      Try to keep on rolling mother fuckers!!!

      ...probablemente una de las mejores yerbas del mundo...

      Comentario


      • #4
        Respuesta: Hongos - Responsables y Estrategias de Prevención -

        Trichothecium Roseum u Oídio rosa, pink Rot o falso oídio.

        Este hongo causa síntomas similares al anterior y se suele presentar sobre el haz de la hoja. La diferencia de este hongo con S.macularis, es que en determinadas fases de su desarrollo puede coger unos tonos rosados. Sin embargo, en o
        tra de sus etapas, presenta el mismo color blanco o grisáceo que S.macularis, por lo que puede confundirse con este hongo. Según McPartland et al., otra diferencia con S.macularis es que este hongo se suele limitar a las hojas, mientras que el oídio rosa puede llegar a colonizar incluso tallos.

        Este hongo, a diferencia del anterior, es saprofito, es decir, se desarrolla también en materia muerta, lo que hace que siempre exista cerca un reservorio de este hongo. Debido a esta naturaleza, el hongo empieza a desarrollarse en las plantas favorecido por restos de melazas producidas por plagas como moscas blancas, pulgones, cochinillas, etc., o en restos de polvo o polen que hayan podido depositarse en las hojas. Una vez se ha desarrollado y fortalecido sobre estos restos es cuando está más capacitado para infectar el tejido vivo.

        Este es un hongo que se vio por primera vez en cannabis en plantas afganas, siendo esta variedad de plantas las más sensibles al ataque de este hongo. Tiene además la particularidad de producir micotoxinas.

        No existen prácticamente referencias sobre los daños causados por este hongo ni sobre su biología como patógeno, con lo que hasta que se conozcan nuevos datos, las precauciones que podríamos tomar son:

        - Pulverizar con jabón potásico regularmente las plantas en crecimiento para limpiarlas de posibles restos de polvo, polen o melazas que se hayan podido depositar.
        - Mantener las plantas libres de plagas productoras de melazas tipo pulgón, mosca blanca, cochinillas, etc. Evitar el uso de plantas con antecedenes afganos sobre todo si el cultivo está en zonas en las que se ha dado anteriormente ataques de este hongo.

        Este hongo prefiere humedad para esporular, y también calor, con lo que los tratamientos preventivos se realizarán cuando estas condiciones se den.

        Como apunte final debemos recordar que las estrategias aquí indicadas se han elaborado en base a los datos obtenidos de estudios realizados con estos hongos en cáñamo pero también en otras plantas (fresa y lúpuloentre otras), y aunque en general su manera de actuar es similar en todos los cultivos, se hace preciso realizar investigaciones dirigidas al comportamiento específico en cannabis para poder perfeccionar estas estrategias o crear unas nuevas.

        Editado por última vez por Lucaswan; https://www.cannabiscultura.com/foro-marihuana/member/484-lucaswan en 21/07/10, 11:34:37.
        Long Life to Rock&Roll, Yeeeeaaah!
        Try to keep on rolling mother fuckers!!!

        ...probablemente una de las mejores yerbas del mundo...

        Comentario


        • #5
          Respuesta: Hongos - Responsables y Estrategias de Prevención -



          Síntomas en el envés (parte inferior) de las hojas






          Leveillula Taurica.


          Este oídio se diferencia de los anteriores principalmente en dos aspectos: mientras que s.macularis y t.roseum sólo penetran en capas superficiales de las plantas, l.taurica llega a colonizar regiones más internas. Esto provoca que, a diferencia de los anteriores oídios, cuando pasamos el dedo por el clásico “polvillo”, este no se vaya del todo o quede una mancha. Además, mientras que los conidióforos (una parte del micelio en la que se encuentran las esporas reproductivas denominadas conidios) de los hongos s.macularis y t. roseum crecen superficialmente en el micelio producido, los conidióforos de l. taurica emergen a través de los estomas de la planta, los cuales se sitúan principalmente en el envés de las hojas.
          Los síntomas son muy variados dependiendo de la especie a la que parasite. Se puede diferenciar l.taurica de s.macularis mediante la observación microscópica de la morfología de los conidios y conidióforos, así como por la emergencia de los conidióforos por los estomas. Recordemos que los estomas se localizan mayoritariamente en el envés, por lo que se podría llegar a observar un fieltro blanquecino dándole la vuelta a la hoja. Existe muy poca información sobre los factores que afectan a esta especie en nuestras plantaciones. Pese a ser un fitopatógeno que afecta a unas 700 especies, los principales estudios se han realizado en pimiento.

          En estos estudios, se ha observado que los conidios germinan a un rango de temperatura entre 10º y 35º, siendo su óptimo 20º C. Condiciones más extremas (6 horas a 40&#186 dañan significativamente la viabilidad de las esporas (lo que en verano en zonas calurosas, resultaría en una menor probabilidad de infección). En alguna ocasión se ha hecho mención a la necesidad de variación climática en el desarrollo del ciclo completo del hongo, y este es un caso más. Mientras que la germinación óptima es a 20º, a partir de esta temperatura no se produce la formación de nuevas esporas en las plantas infectadas; sin embargo, la temperatura óptima para el crecimiento del micelio está entre 15º y 25º.

          Respecto a la humedad relativa, la germinación se ve favorecida por humedades diurnas entre el 85% y 95% y noches también muy húmedas. Sin embargo, mientras la germinación se ve favorecida por las altas humedades, esta misma condición dificulta el desarrollo del micelio. Con todos estos parámetros podemos deducir que para evitar que nuestras plantas se infecten, deberemos realizar tratamientos preventivos cuando la temperatura media oscile entre 10º y 35º y cuando se mantengan altas humedades relativas tanto por el día como por la noche (por ejemplo largos periodos de lluvia o chubascos diurnos constantes, etc.).

          Si nuestra planta ya ha sido infectada (haya mostrado los síntomas o no), en cultivos de interior deberemos asegurarnos de mantener constante, sin variaciones bruscas, la temperatura y humedad. Temperaturas tan altas como podamos (pero sin perjudicar el desarrollo de la planta) ayudarán a evitar que se formen nuevas esporas y se dificultaría el crecimiento del micelio y por lo tanto, la expansión de la enfermedad. También deberíamos realizar tratamientos fungicidas naturales de manera regular. De esta manera evitaremos que se formen nuevas esporas o que sean menos viables, las cuales propagarían la enfermedad y al mismo tiempo dificultamos el crecimiento del hongo, lo que favorecerá al fungicida natural ejercer su acción más eficientemente.


          Sobre la toxicidad del oídio

          Centrándonos únicamente en la toxicidad intrínseca de los hongos oídio que atacan al cannabis, l.taurica y s.macularis no producen toxinas que puedan considerarse peligrosas para la salud humana. Sin embargo, no debemos olvidarnos del falso oídio (false powdery mildew) u oídio rosa, el cual no suele ser fácil de diferenciar,
          incluso para cultivadores avanzados. De hecho, establecer las diferencias entre ambos hongos en cannabis ha sido objeto de estudio científico para poder identificarlos con seguridad. Este oídio rosa, cuyo nombre es trichothecium roseum, es productor de varias micotoxinas que tienen una alta toxicidad en mamíferos. Según estudios de 1969, extractos más o menos concentrados de este hongo fueron capaces de matar ratones, conejos e incluso cerdos de 19 días de edad aparte de causar otras lesiones. Es evidente que la peligrosidad de este hongo hace que sea mejor poner todo nuestro empeño en evitar que nuestras plantas desarrollen oídio antes de tener que jugárnosla a la hora de consumir plantas contaminadas.
          Editado por última vez por Lucaswan; https://www.cannabiscultura.com/foro-marihuana/member/484-lucaswan en 21/07/10, 11:46:43.
          Long Life to Rock&Roll, Yeeeeaaah!
          Try to keep on rolling mother fuckers!!!

          ...probablemente una de las mejores yerbas del mundo...

          Comentario


          • #6
            Respuesta: Hongos - Responsables y Estrategias de Prevención -

            MILDIU




            Pseudoperonospora humuli y Pseudoperonospora cannabina

            Como mildiu se conocen dos hongos que ocasionan esta enfermedad en el cannabis: pseudoperonospora humuli y pseudoperonospora cannabina. El primero es un gran problema en plantaciones de lúpulo y por lo tanto, podemos encontrar mucha información sobre él, no así sobre la específica del cannabis, de la cual apenas hay referencias, excepto que se propuso su uso como herbicida para eliminar las plantaciones ilegales de cannabis, lo que nos da una idea de su gran agresividad.

            De todas formas, estos mildiu son tan similares que conociendo los síntomas y el comportamiento en lúpulo podemos intuir cuáles serán los efectos en cannabis. Los síntomas en cáñamo son manchas amarillas irregulares limitadas al espacio entre las venas de las hojas.

            Conforme avanza la enfermedad, las hojas se enroscan, se necrosan y acaban cayendo. Las partes del micelio que contienen las esporas de este hongo emergen por los estomas de la planta, lo que hace que sea identificable con buena luminosidad por un fieltro entre gris y violeta (que es el micelio del hongo) en el envés de las hojas.

            Noches frías de unos 10º y muy húmedas (más del 85% de H.R.) son las preferidas para la producción de esporangios (las estructuras que contienen a las esporas). Las esporas de estos hongos, una vez llegan a las hojas, necesitan de una humedad muy alta e incluso agua libre (lluvia, rocío, etc.) para poder germinar y penetrar a través de los huecos naturales de la hoja (lentécelas y estomas). Una característica de las esporas de estos hongos es que están previstas de unos pelillos (flagelos) que les dotan de movilidad, por eso se les denomina zoosporas. Los esporangios necesitan de agua libre para poder liberar las esporas, las cuales, gracias a sus flagelos, pueden moverse por el agua. Debido a esto, este es un hongo propio de épocas y zonas con lluvias prolongadas. El viento dispersa también las esporas. La formación de esporas se produce tanto por la noche como por el día, mientras que su liberación es diurna.

            Las temperaturas óptimas para la infección suelen estar entre 16 y 22ºC. Una vez producida la infección, el desarrollo del hongo se ve favorecido por la alternancia de temperaturas entre el día y la noche. La temperatura óptima diurna para el desarrollo del hongo es de 25º y la nocturna de 15ºC.

            A diferencia de los oídios, a los hongos tipo mildiu les perjudican más los preparados a base de cobre que el azufre. Debido a su expansión por las capas internas de la planta, hay que buscar fungicidas de efecto sistémico para controlarlo, como por ejemplo el fosfito potásico.


            Elaborar una estrategia de prevención personalizada

            Para elaborar nuestra propia estrategia de prevención contra los posibles hongos que puedan atacar a nuestras plantas, deberemos tener en cuenta los puntos débiles del hongo atacante en cada una de las fases del proceso de infección. Lo que como cultivadores queremos es que nuestra planta se mantenga siempre limpia y libre de cualquier hongo parásito. Para ello es fundamental evitar que el inóculo (cualquier parte del hongo que pueda causar una infección) llegue a nuestra planta. Por lo tanto, vamos a analizar qué factores son los que hacen que el hongo (principalmente sus esporas) llegue hasta nuestro cultivo.

            Lo que ya hemos visto es que a mayor cantidad de esporas en el ambiente, mayor va a ser la probabilidad de que nuestra planta acabe infectada. Es por ello que en cultivos de interior es muy interesante introducir aire filtrado al cultivo en lugar de extraerlo. Sin embargo, en cultivos de exterior tendremos que saber cuál es el rango óptimo de temperatura y humedad en el que hay mayor cantidad de esporas en el ambiente, las cuales provendrán de otras plantas (hortícolas, ornamentales, malas hierbas, materia de desecho, otros cultivos como los nuestros, etc.) cercanas a nuestra plantación. El viento será principalmente el que las transportará de estas otras plantas hasta las nuestras, aunque también nosotros podemos ser portadores de esporas en la ropa, pelo, etc. La lluvia también es un factor a tener en cuenta ya que, como hemos visto en estos artículos, hay hongos cuya dispersión de esporas se ve favorecida por la presencia de agua libre en las hojas, mientras que esa misma situación es perjudicial para otros. En otros casos, la lluvia favorece también la dispersión de los hongos y ya no sólo la lluvia, sino el agua que pueda llegar hasta las hojas a través del riego
            (salpicaduras, etc.)
            Editado por última vez por Lucaswan; https://www.cannabiscultura.com/foro-marihuana/member/484-lucaswan en 21/07/10, 11:29:40.
            Long Life to Rock&Roll, Yeeeeaaah!
            Try to keep on rolling mother fuckers!!!

            ...probablemente una de las mejores yerbas del mundo...

            Comentario


            • #7
              Respuesta: Hongos - Responsables y Estrategias de Prevención -

              También hay que tener en cuenta qué factores ambientales pueden dañar o perjudicar a la viabilidad del inóculo (temperatura superiores a 40º durante 6 horas reducen la viabilidad de las conidios de l. taurica). Y por último, hay que saber muy bien dónde dicho inóculo prefiere germinar y desarrollarse. Por ejemplo, hemos visto como t. roseum empieza su desarrollo en materia residual como melazas y excreciones de plagas como moscas blancas, pulgones, acumulación de polen, polvo, etc. Sin embargo, el resto de hongos germinan sobre el vegetal directamente, por lo tanto, mantener limpia una planta de plagas que segregan melaza y de otros residuos, puede ayudar a prevenir de t. roseum, pero no el resto
              de hongos. También deberemos destruir todas aquellas plantas ajenas al cultivo que puedan ser huéspedes de hongos parásitos.




              Si aun después de nuestros esfuerzos, el inóculo llega a entrar en contacto con nuestras plantas, aun no lo tenemos todo perdido ya que puede que las condiciones no sean las adecuadas y se consiga evitar la germinación de las esporas. El factor mas importante es la humedad. De todos los hongos es prioritario conocer su óptimo de humedad para que germine. Hay algunos que prefieren que haya una lámina de agua y a otros les perjudica. La temperatura es el siguiente factor que le sigue en importancia en lo que a la germinación de la espora se refiere. Como hemos visto, a temperaturas extremas (coincidentes en algunos momentos del día en los meses de verano o invierno) muchos de estos hongos no consiguen germinar. Sin embargo, en los cultivos de interior, en los que la temperatura se intenta mantener moderada, es una desventaja. Y por último, hay muchas sustancias de origen natural que inhiben la germinación de estos hongos, por lo que la aplicación de productos biológicos de acción fungicida a modo preventivo es algo fundamental en nuestra estrategia. Hay otros productos que en lugar de impedir la germinación lo que hacen es evitar que el tubo germinativo entre en la planta. Por ejemplo, hay hongos, como el que aprovechan las irregularidades naturales de la cutícula para penetrar en los tejidos internos. Mientras que otros penetran a lo bruto, empujando la cutícula. El uso de aceites puede ser beneficioso en ambos casos ya que supone una barrera extra contra la que luchar. También hay otros productos que refuerzan las paredes celulares, dotando a la célula de una resistencia mecánica extra. Por ejemplo, el extracto de cola de caballo (equisetum arvense) contiene, entre otras sustancias, silicatos que ejercen esta acción fortalecedora.

              Cuando los primeros síntomas aparecen, es cuando nos damos cuenta de que no hemos hecho lo suficiente para evitar que el hongo invadiese y colonizase nuestras plantas. De hecho, desde que se produce la penetración del inóculo en nuestra planta hasta que aparecen los primeros síntomas, puede pasar un largo periodo de tiempo (llamado incubación) en el que, aunque nuestras plantas aparentemente estén sanas, silenciosamente el hongo se está haciendo fuerte en su interior.

              Por eso es tan importante continuar los tratamientos fungicidas aunque no veamos ni rastro de hongo, ya que el hecho de que no lo veamos no quiere decir que no esté. Llegados a este punto nuestra estrategia tiene que cambiar totalmente y nos deberemos de centrar en qué productos serán los más adecuados para erradicar, o por lo menos frenar, el desarrollo del patógeno. Un detalle que hay que tener muy en cuenta es que en general, este tipo de hongos fitopatógenos tienen óptimos de
              temperatura y humedad diferentes para la germinación, dispersión y crecimiento del patógeno. Esto explica el porqué el mayor ataque fúngico se produce en aquellos meses de clima suave pero con fuertes variaciones de temperatura y humedad, como en primavera y otoño. Por eso, si nuestras plantas ya están infectadas, deberemos saber qué condiciones ambientales son las favorables para el crecimiento del patógeno, y en el caso de cultivos de interior, mantener siempre unas condiciones ambientales de temperatura y humedad sin variaciones bruscas y a ser posible que dificulten el crecimiento del patógeno.

              Sin embargo, todo esto no sirve de nada si no conocemos contra qué hongo estamos luchando, ya que es fundamental conocer su ciclo biológico y cuáles son los valores óptimos para su desarrollo para poder ponérselo lo más difícil posible. De esta forma podremos actuar no sólo con fungicidas (filtrando el aire en interior, por ejemplo) aunque si los tuviéramos que usar, conociendo los momentos débiles del enemigo, conseguiremos la máxima efectividad de dichos productos (preferiblemente de origen natural), ya que sabremos cuándo es mejor aplicarlos, consiguiendo además, un ahorro considerable de dinero al realizar sólo las aplicaciones que sean imprescindibles.


              Artículo escrito por Ignacio Garcia. Biotecnólogo e Ingeniero Técnico Agrícola
              Extraido de Canna Habla nº 8 y 9: http://www.canna.es/downloads/189
              Editado por última vez por Lucaswan; https://www.cannabiscultura.com/foro-marihuana/member/484-lucaswan en 21/07/10, 11:49:03.
              Long Life to Rock&Roll, Yeeeeaaah!
              Try to keep on rolling mother fuckers!!!

              ...probablemente una de las mejores yerbas del mundo...

              Comentario

              Trabajando...
              X